Lex Hermae

Ego, Prisca, me ordinem sodalesque fideliter adiuvare me vivo hac re iuro.

diumenge, 13 d’abril de 2014

Ecce Homo

"He aquí el hombre"... conocidísima frase de Poncio Pilato con una carga algo burlesca... así que yo haré mi nueva interpretación.

He aquí el hombre... pero, ¿qué es ser hombre o, mejor dicho, ser humano? Demasiados ríos de tinta han corrido para explicar esto, así que no voy a hacer una disertación sobre ello porque mi opinión sería pobre, personal y ni siquiera rascaría un uno por ciento de lo dicho a lo largo de la historia.

De todas maneras, hay un texto que me hechizó de pequeña cuando lo leí, unas palabras escritas para la introducción de uno de los libros más queridos de mi pre-adolescencia. Son palabras que de tanto en tanto han aflorado en mi mente, ya sea por su belleza sonora o porque ya con esas edades entendí el mensaje que el autor quería comunicar y se me quedaron grabadas a fuego, quién sabe. La cuestión es que las he recordado y he querido plasmarlas en este blog, pues para mí, ésta es la descripción sobre el ser humano que más me ha llegado, que más me ha emocionado y con la que más me identifico.

"Mites, herois, monstres… Si l’home té una part divina, és la imaginació, aquest poder màgic de crear, de transformar, de corregir una realitat que s’entossudeix a ser sempre diferent de la imatge que els sentits ens en donen.


Mites, herois, monstres… Si l’home té una part humana, és la curiositat, aquest interminable desig de conèixer, de creure, d’estremir-se, en un món que creu que té la resposta per a tots els enigmes, les diferències i els temors".



Pollux Hernúñez. Mitologia Hispànica: herois i monstres. Ed. Barcanova, 1988.

 
Escribo la traducción al castellano que no es la original, pues me regalaron el libro en catalán. Sería algo así:

"Mitos, héroes, monstruos... Si el hombre tiene una parte divina, es la imaginación, este poder mágico de crear, de transformar, de corregir una realidad que se obceca en ser siempre diferente de la imagen que los sentidos nos dan.

Mitos, héroes, monstruos... Si el hombre tiene una parte humana, es la curiosidad, este interminable deseo de conocer, de creer, de estremecerse, en un mundo que cree que tiene la respuesta para todos los enigmas, las diferencias y los temores".

Definitivamente, leo y releo este texto y me doy cuenta de lo que me llegó a marcar en la vida: la imaginación me brota a raudales, tanto que he pasado noches en blanco maquinando un nuevo argumento, la siguiente labor de ganchillo, el próximo disfraz para una fiesta, la variación de una receta... y todo esto regado, en su justa medida porque he sido una persona muy precavida y algo cobarde, con la curiosidad, con aprender algo nuevo para después darle forma, mi forma, con mi imaginación desbocada, en una retroalimentación circular que me ha dado muchos, muchísimos momentos felices.

Si esto es ser humano, "he aquí, en todo su esplendor, el hombre".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada